Respuesta del maíz a dosis crecientes de nitrógeno utilizando fuentes líquidas en combinación con inhibidores de la nitrificación. Campaña 2008/09

artículos
PROYECTO REGIONAL AGRÍCOLA, CERBAN.

Ings. Agrs. Gustavo N. Ferraris y Lucrecia A. Couretot 
Área de Desarrollo Rural INTA EEA Pergamino. Av Frondizi km 4,5 B2700WAA Pergamino 
nferraris@pergamino.inta.gov.ar 

   

Introducción:

La pérdida de Nitrógeno (N) bajo la forma química de nitratos puede ocasionar una baja eficiencia de los fertilizantes aplicados. El N en forma nítrica puede perderse por nitrificación, siendo el ambiente predisponente condiciones reductoras por un estado saturación de humedad que llega a causar anoxia, en un potencial redox difícilmente alcanzable en suelos agrícolas. Otra vía de pérdidas puede ser la lixiviación, proceso importante en suelos bien drenados y de textura franca a franco-arenosa, que poseen agua libre gravitacional durante un período de tiempo relativamente breve. La lixiviación de nitratos es un proceso importante en suelos agrícolas, especialmente cuando se realizan aplicaciones tempranas, antes que los cultivos lleguen a la etapa de máxima demanda.

El cultivo de maíz presenta requerimientos elevados de N a partir del estado de seis hojas expandidas (V6). No obstante ello, su aplicación en este momento implica una superposición temporal con la siembra de soja, el cultivo que más superficie ocupa en nuestro país. El agregado de este nutriente a la siembra o en estadíos muy tempranos de maíz posibilitaría un diferimiento de labores optimizando el uso de maquinaria y personal. Sin embargo suele dificultar el diagnóstico nutricional, e incrementa el riesgo de pérdidas por lixiviación. El uso de un inhibidor como acompañante de las fuentes nitrogenadas tradicionales permitiría sincronizar la oferta de N nítrico con la demanda del cultivo, mitigando eventuales pérdidas en condiciones predisponentes.

El DMPP (3,4-Dimetilpirazol fosfato) es un inhibidor de la nitrificación que retrasa la transformación del amonio a nitrito en el suelo durante un periodo de tiempo (Trenkel, 1997), por medio de un efecto inhibidor bacteriostático sobre las Nitrosomonas, bacterias responsables de este proceso. Su formulación, actividad en bajas dosis y ausencia de toxicidad para las plantas hacen factible su utilización en suelos agrícolas debiendo su eficacia ser evaluada.

Los objetivos de este trabajo fueron 1. Evaluar la respuesta del maíz a la fertilización con dosis crecientes de N y 2. Estudiar el efecto del inhibidor DMPP sobre la producción de nitratos y el rendimiento del cultivo. Hipotetizamos que el cultivo de maíz responde incrementando sus rendimientos hasta dosis elevadas de N, pudiendo su eficiencia de uso ser mejorada cuando es acompañado por un inhibidor que sincroniza la producción de nitratos con la demanda del cultivo 

 

Artículo completo en Formato PDF - 854 Kb.



  • ENCUESTAS
  • ¿Qué secciones de nuestro sitio consulta con más frecuencia?

    Articulos Cultivos extensivos (Granos, Pasturas)
    Articulos Cultivos intensivos (Horticultura, etc.)
    Articulos de Uso Fertilizantes
    Fertilidad de Suelos
    Otros (Estadísticas, etc.)
  • [Ud. ya vot?]
  • Ver Resultados de la encuesta