Antecedentes   Objetivos   Contacto  
  Biblioteca de fertilidad y fertilizantes en español  

RedAgrícola

Preparando los plantines. Dos valiosas propiedades: velocidad de crecimiento y alta rustificación

articulos
Ing. Agr. Marcos von Wernich. Forestal Yuquerí Ing. 
Agr. Raúl S. Lavado. FAUBA 
Prof. Claudia A. Porcelli. New Plant Fertilizantes
  
La actividad forestal en la República Argentína ocupa una superficie de 770.000 ha, de la cual casi el 50% (380.000 ha) corresponde a coníferas (predominantemente pinos), y el 30% a Eucaliptus (230.000 has). Las tres principales provincias donde se realiza la mayor cantidad de forestaciones con Eucaliptus son Corrientes, Buenos Aires y Entre Ríos. En este breve informe se presentan y analizan los resultados de evaluar el efecto de distintas combinaciones de fertilizantes con nitrogeno, fósforo y potasio sobre plantines de Eucaliptus, identificando la calidad del plantin, su supervivencia al transplante y la duración del ciclo de producción.

La fertilización en el vivero

La responsabilidad del éxito de la plantación forestal radica, en primera instancia, en el vivero. La etapa de vivero, donde a partir de la semilla se produce el plantín, es clave ya que en ella se define la calidad y potencial de la futura plantación. Esta puede llegar a durar más de 30 años y tener más de 3 cortes.

La calidad del plantin es determinada por el material genético de la semilla usada y por la técnica de producción. La combinación apropiada de ambos factores da como resultado una óptima implantación del cultivo con un bajo porcentaje de fallas, una gran homogeneidad en el tamaño de las plantas y una alta tasa de crecimiento inicial en el transplante a campo. Esto facilitará la competencia frente a las malezas y permitirá así superar la primer etapa mas crítica.

El manejo correcto de la fertilización es una tecnología que facilita la obtención de plantines forestales de óptima calidad y con alto potencial de crecimiento. Como en cualquier otro cultivo, por medio de los fertilizantes se plantea un mayor y mejor suministro de nutrientes, que normalmente son limitantes para el crecimiento de las plantas y la producción agrícola. Los fertilizantes puede ser utilizados por los viveros independientemente de la escala de los establecimientos, siendo una práctica rentable. Por tal motivo, es de vital importancia identificar los efectos de la aplicación de distintos nutrientes en el vivero de Eucaliptus, con el fin de establecer momentos y dosis óptima de fertilización en cada etapa. Otro aspecto importante en los viveros es el tiempo que dura la etapa de plantin, hasta que el mismo está listo para ser llevado al campo. Los ciclos muy largos originan una importante inmovilización de capital y mayores costos de cuidado y mantenimiento, lo que disminuye la rentabilidad de la empresa.

La fertilización, al acelerar la tasa de crecimiento de los plantines, acorta la duración de la etapa de vivero, mejorando el resultado económico de la explotación. Finalmente es crucial la importancia de la rustificación, previa al momento del transplante a campo del plantín.

Diversas fuentes destacan la importancia de los nutrientes para el Eucaliptus reportando distintas recomendaciones de fertilizaciones en la etapa de plantín. La estrategia moderna de fertilización de forestales subdivide a la producción del plantín en tres etapas, en función de su estado de desarrollo. La primera etapa, que va desde la germinación hasta que la aparición de las primeras hojas verdaderas, debe ser rica en fósforo (P) para promover un buen desarrollo radical. En esta etapa se realiza el repique hacia la maceta que va a ir al campo. En la segunda etapa (hasta alcanzar el 80% de la altura deseada) se buscará promover el crecimiento en altura mediante el empleo de mayor proporción de nitrógeno (N). Finalmente, la tercera será de endurecimiento o rustificación de los plantines, en la cual se causará un ¨shock¨ que detenga el crecimiento en pocos días, a fin de que las plantas no se excedan en tamaño. Esto se logra mediante el agregado de potasio (K) en la nutrición y reduciendo las cantidades de N. Es conveniente que los micronutrientes estén presentes en todas las etapas.


¿Cómo fueron los tratamientos?

  • Tratamiento A – Programa balanceado:

  1. Fertilizante de base (11-41-14) aplicado en el sustrato, al momento del repique.

  2. A los 30 días del repique se aplicó el fertilizante soluble 18-7-17, mediante fertirriego con un equipo de aspersión.

  3. Cuando las plantas alcanzaron el 80% de la altura final, se aplicó fertilizante soluble 4-27-37, también por aspersión.

  • Tratamiento B - Multipropósito:

Aplicación de fertilizante de base 14-16-18, mezclado con el sustrato previo al repique. No se realizó ninguna fertilización posterior. (Este tratamiento es el equivalente a los fertilizantes multipropósito de proporción de grado N:P:K igual a 1:1:1. Nota del Ed.)

  • Tratamiento C - Testigo:

Testigo en el cual se realizó el repique desde el almácigo sin realizar ningún tipo de fertilización, utilizándose el mismo sustrato, es decir tierra de la zona. El tratamiento fue regado de igual manera que en los demás tratamientos.

  

¿Cuáles fueron los resultados y que implicancias poseen?

En la tabla 1 se presentan los resultados de longitud del período de producción, supervivencia al transplante a campo y porcentaje de plantas dañadas por heladas.

Tabla 1

Tratamiento Longitud del Período de Producción
.... Días ....
Supervivencia al Transplante
.... % ....
Porcentaje de plantas dañadas por helada
....  % ....
Programa Balcanceado 101 100 16
Multipropósito 159 96 32
Testigo 159 100 60

Los resultados obtenidos son muy alentadores ya que muestran que con una correcta fertilización pueden obtenerse plantines forestales de mejor calidad. La supervivencia de los plantines como consecuencia del transplante a campo, no presentó diferencias entre tratamientos, pero en cambio se observa una diferencia marcada en la resistencia a las heladas que presentaron los plantines de los distintos tratamientos. Las plantas fertilizadas con un programa adecuado a los fines de producción de plantines forestales, resistieron mucho más que las desarrolladas según técnicas tradicionales.

  

Para qué fertilizar entonces

La fertilización de plantines con un plan que combina adecuadamente N, P y K, resultó en un acortamiento del ciclo de producción y en una rustificación efectiva de los plantines, apropiada para resistir condiciones climáticas adversas (heladas) al momento del transplante a campo.

  

 


 .: encuestas :.

¿Qué secciones de nuestro sitio consulta con más frecuencia?
Articulos Cultivos extensivos (Granos, Pasturas)
Articulos Cultivos intensivos (Horticultura, etc.)
Articulos de Uso Fertilizantes
Fertilidad de Suelos
Otros (Estadísticas, etc.)
 

 

   
  :: Resolución mínima de 1024 x 768 ::