Maíz: Híbridos graníferos o híbridos forrajeros ¿Es lo mismo?

artículos

Luis Bertoia
Laboratorio NIRS Cátedras de Cerealicultura y Manejo de Pasturas
Facultad de Ciencias Agrarias - Universidad Nacional de Lomas de Zamora

 

Del total de hectáreas sembradas con maíz durante la campaña 2007-08 (3.850.000 ha), aproximadamente el 20% (770.000 ha) se destinó a silaje, concentrándose el 87 % en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. El tambo empleó el 46% (354.000 ha) del total, siendo el 54 % restante (416.000 ha) absorbido por la producción de carne.

Durante la misma campaña, el 30 % de la leche y sólo el 5 % de la carne que se produjo en el país provinieron del silaje. Éste juega un rol preponderante en la lechería actual, calculándose que el 85 % de los tambos lo emplea. La producción de carne presenta características opuestas. Nos encontramos cercanos al piso de utilización, y aún así, supera en superficie a la empleada por la lechería. Si la carne alcanzara precios cercanos a los promedios históricos, la demanda de semilla híbrida podría alcanzar valores insospechados. En el mediano plazo se equipararían las áreas destinadas a grano y a silaje.

Todavía existen grandes pérdidas en el proceso, algunas solucionables con inversiones mínimas. En promedio, se pierde el 25 % del silaje desde la extracción hasta que el producto llega al animal. Un sistema de autoconsumo mal aplicado o una distribución inadecuada son las razones más comunes. Las pérdidas que se generan aquí son similares al costo de cosecha y embolsado del forraje, de entre 1200 y 1800 $ por hectárea para la campaña presente, y son mucho mayores que en los lotes de maíz para grano.

Por otro lado, no se cuenta con suficiente información y se carece de elementos que permitan evaluar la calidad de los materiales. El animal se alimenta con una ración formada muchas veces por múltiples componentes. Es complicado poder separar el aporte a la producción de carne o leche que genera cada uno de ellos, resultando muy complejo comparar híbridos. Y al no poder diferenciar aptitudes, nadie está dispuesto a pagar un valor diferencial por ellas. La técnica empleada para ensilar tiene mucho más efecto sobre la calidad del producto final que el híbrido ensilado debido a la dificultad de estandarizarla. Resulta engorroso comparar híbridos en laboratorio a través del silaje que generan, siendo evidente que a "campo" es más problemático aún. Además, la información disponible es muy escasa y está influenciada por la diversidad de opiniones contradictorias sobre las características que debería poseer un híbrido para silaje y pocas de ellas están sustentadas en criterios puramente técnicos.

En híbridos sileros el concepto ciclo (siembra - momento ideal de picado) sólo está disponible en contadas excepciones. A la confusión general se suman algunas virtudes de los híbridos graníferos modernos mal aplicadas en ensilaje, tales como el stay green en reemplazo del stay wet o ventana de picado.

El manejo del lote de maíz tiene una influencia decisiva en la cantidad y calidad del silaje. Una mala elección de la fecha y densidad de siembra, el control de malezas, el nivel de nutrientes, el momento de cosecha, entre otros factores, pueden transformar un excelente híbrido en un fracaso y, a la inversa, un híbrido mediocre con buen manejo podría superarlo sin inconvenientes. Muchos establecimientos lecheros o de carne están ubicados en zonas marginales para el cultivo de maíz. En estas circunstancias se asume, equivocadamente, que una genética de "elite" no se manifestará, sustentando el supuesto de que no se justifica invertir en semilla. Por lo tanto, se reducen costos de producción utilizando semilla barata, (léase híbridos de bajo costo, o "carry-over"). La calidad de la caña no ha sido tenida en cuenta pese a que aporta la mitad de la materia seca producida.

A medida que avance la superficie destinada a silaje, los elevados costos que significa el desarrollo de maíces específicos podrán ser diluidos por el volumen de las ventas. Sólo habría que agregar la formación e información que debe recibir el productor para que pueda exigir híbridos verdaderamente seleccionados para tal fin. Esto es una tarea de todos, instituciones oficiales y privadas, empresas y organizaciones del ámbito agropecuario. Es el futuro, y no está lejos.

 

 




  • ENCUESTAS
  • ¿Qué secciones de nuestro sitio consulta con más frecuencia?

    Articulos Cultivos extensivos (Granos, Pasturas)
    Articulos Cultivos intensivos (Horticultura, etc.)
    Articulos de Uso Fertilizantes
    Fertilidad de Suelos
    Otros (Estadísticas, etc.)
  • [Ud. ya vot?]
  • Ver Resultados de la encuesta